Aprende todo sobre Abrucena, en la sierra nevada de Andalucia

Abrucena se alza a los pies de la Sierra Nevada española, en la provincia del Almería,  se trata de un pintoresco e histórico pueblo, lleno de aventuras para flipar; ven y descúbrelo.

abrucena

Abrucena en el mapa

Abrucena se encuentra a 67 km. de Almería, capital de la provincia; es una localidad muy cerca de la ciudad de Granada y Abula, a donde conviene viajar en coche mientras se disfruta de un hermoso paisaje, en un alucinante Turismo en Almería; en medio de calle  blancas en invierno; y muy soleadas en el día y frías al caer la noche, en resto del año; donde el sol nunca sale antes de las 7:15 am y el alba nunca llega después de las 6:55 pm.

Alzándose a unos 978 mts. sobre el nivel del mar; se ubica a 37° 08′ 00″ de latitud Norte y 2° 47′ 00″ de latitud Oeste desde el Meridiano de Greenwich y la Línea del Ecuador.

Historia de Abrucena

Mucho se dice de su origen; pero nada se sabe con certeza; se cree que los romanos fueron los primeros en poblar el lugar, no cabe duda que el pueblo fue fundado por un asentamiento militar que pudo llamarse Apricius o quizás Lauricius; dicho lugar es descrito en la obra de Siculus Flaccus llamada De conditinibus Agrorum.

Posteriormente, durante el dominio musulmán que invadió el Reino de Granada desde 1238 hasta 1492 el lugar se conoció con el nombre de Laurisana. De igual forma, el siglo XVI los nombres que se le otorgaron según constan en varios documentos públicos de la época era; Lauricena, Laurcicena, Uricena, y Laurucena; más tarde en el siglo XVII en los registros públicos aparece como Labrucena; nombre que aún perdura en el tiempo.

Sin embargo; en 1982 se encontraron restos de cerámica de la época Neolitica; por lo que se presume que ya entre los años 7000 a. C. y 700 a. C existían habitantes en la zona antes del impero romano del que también se hallaron vestigios en medio de la misma excavación.

Cuenta la historia popular de la región que en el siglo I llegaron al lugar los llamados Siete Varones Apostólicos; a quienes los mismos San Pedro y Pablo les encomendaron la evangelización de Hispania. Estos siete hombres tenía una a su cargo una localidad en específico; dos de esos lugares eran Granada y Abula, a cargo de san Cecilio y san Segundo respectivamente; por lo que se supone aunque no exista corroboración alguna que uno de estos dos hombres cristianizó el lugar.

Más tarde en el año 711, llegarían los musulmanes a colonizar la zona; fue la época conocida como  el Walatio; un periodo en el que cristianos y musulmanes convivían pasivamente pagando sus impuesto al Emir Abuljatar; hasta que al trono llego  Abd al-Rahman II quien acabo con la paz y desató grandes riñas económicas y políticas entres los habitantes.

Para el año 900  se desata una insurrección a cargo de Omar ibn Hafsún; revuelta que es aplacada sin anestesia por el Califa Abd al-Rahman, a quien no le temblaba el pulso para bajar el pulgar. Mismo panorama se vivió con los reinos de Taifas y Nazarí; la razón; simplemente porque Abrucena es territorio de paso entre Granada y Almería.

Abrucena vuelve a la Corona española de mano de los reyes católicos y su proceso de reconquista que se dio entre los siglos XV y XVI, que culmina con la total expulsión de los moros alrededor de 1570 por el Marqués de los Vélez.

Llegado el siglo XVIII la localidad inicia su propia expansión a raíz de la inmensa comercialización forestal que se inicia en la zona; madera que se destina a Sevilla y Almería. Seguidamente en el siglo XIX se fortalece la economía en Abrucena; su mayor actividad económica se centra en la agricultura actividad que ha perdurado en el tiempo; colocándolo hoy como uno de los mayores surtidores del país.

Abrucena y su gente

Abrucena se extiende en  83,68 km²; unas 8.368 hectáreas de la superficie del territorio español; bañada por las escasas aguas del río Nacimiento;  contando con una población aproximadamente según los registros oficiales publicados en el años 2018, de 1.500 habitantes conocidos como abruceneros, abrucenses, tiznaos y abujaraque. Sus pobladores se encuentran diseminados en 5 pueblos que son: Abrucena, Camino Real, Escuchagranos, Los Monjos y Pago De Escuchagranos.

¿Qué visitar en Abrucena?

Por su ubicación en las Cordilleras Béticas y por su inevitable clima, el turismo es la segunda fuente económica del lugar; que se coronan con grandes rastros históricos, anclado en un profundo valle en medio de una densa vegetación de bosques de pinos.

Iglesia parroquial de la Anunciación

Es la construcción más imponente de la población gracias a su no muy agraciada torre que porta un chapitel neogótico cuya inspiración fue Catedral de Guadix. Su construcción data del siglo XVI, elevando en medio de la plaza del pueblo; posiblemente comenzó a construirse en el años de 1558 Francisco Lorenzo; obra continuada por su hijo Diego Lorenzo a partir de 1570.

Años más tarde a la construcción se le fue agregada la nave derecho; ala de la que años después nació una pequeña Capilla; la cual junto al resto del pasillo está recubierta por un techo de escayola. La estructura está acompañada de una Capilla Mayor de base rectangular rematada por una cúpula ovalada sobre pechinas. La construcción concluye con un Pretil; una especie de plazoleta que es separada de la iglesia por un jardín con dos fuentes de agua potable.

Las Ermitas

Al ser Abrucena un lugar de profundas raíces cristianas la  Iglesia de la Anunciación es acompañada de otras tantas edificaciones de la misma índole.

Ermita San José

Consiste en una constricción que se denomina como planta de cajos; es decir, una edificación de mampostería enfoscada; la torre del campanario se ubica del lado izquierdo; en el interior del edificio se encuentra una imagen del santo patrono y un altar abovedado en media naranja.

Ermita de las Ánimas

Fue construida en 1939 justo después del fin del la Guerra Civil española. Elaborada en mampostería enlucida de una sola planta con techo de tejas árabes a dos aguas y en el medio una hermosa Cruz forjada. En su interior resalta un pequeño altar siempre ornamentado junto a un cuadro en honor a las ánimas de donde proviene su nombre.

Sierra de Abrucena

Enclavado en medio del  Parque Natural de Sierra Nevada que se extiende entre Granada y Almería, en aproximadamente 86.208 hectáreas, correspondientes a un paisaje de montaña que se mezcla entre los campos de cultivos, los centros forestales, las fincas ganadera y los rastros arquitectónicos que vas en perfecta armonía con la historia de la ciudad; formando parte de la  Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía. (Ver: Turismo en Andalucía)

Área recreativa de La Roza

Conocido también como yacimiento de La Roza, un bosque de pino que ofrece varios senderos peatonales y espacios para transitar con bicis de montaña.  En el camino se puede disfrutar de un merendero y algunos sectores como el Barranco de la Mina o de Horcalata, el Río de la Mina,  la Cuerda de la Mina, el mirador natural Tajo de los Ceje,  entre otras; en medio de una vegetación cada vez más espesa y un clima cada vez más frío.

Manantial del Chortal

Es una de las más grandes atracciones del Parque Sierra Nevada; se alimenta de la nieve derretida que cae en el sector la Polarda dentro del mismo parque; regando la tierra mesuradamente durante los 12 meses del año. Ha servido para hidratar al ganado durante los siglos ya que es el único río de la región con gran caudal.

El Serbal

Se trata de una ruta de senderismo de unos 30,5 Km aproximadamente que va desde Abrucena hasta Alba; atravesando parte del Parque Nacional Sierra Nevada en los puntos área recreativa Las Rozas, Aula Paredes y cortijo El Serbal, a unos 700 mts. de altura sobre el nivel de mar.

El Castillejo

Ubicado en el  Cerro de Piedra Sucia; es una fortaleza militar construida durante la ocupación mora entre los siglos XII y XII; que hoy se encuentra en ruinas; fue levantado en un territorio anteriormente ocupado por poblados prehistóricos de la era neolítica; y más tarde utilizado como bastión romano.

De los restos aún presentes se disfruta de El aljibe; una construcción romana que consta de una estructura abovedada de medio cañón hecha de tapial y piedra. En el extremo occidental del terreno se encuentra una tare rectangular; mientras que al sur se encuentran los restos de otro torreón. Alzado en un macizo de iguales detenciones  que lo hace totalmente atractivo a la curiosidad humana.

Molino Saltadero

Se trata de los restos de un molido al sur de la localidad, construido en mampostería entre los siglos XIX y XX de los cuales solo se conserva una parte de la edificación de unos 20 mts. de altura aproximadamente y un acueducto de acequia construido en ladrillos con un arco de media.

La Jairola

Se trata de un sendero natural ubicado en la zona agrícola más antigua de la localidad. En su época dorada, no muy lejana de los años 70; se trataba del lugar predilecto de paseo de las parejas de cualquier edad; en medio de cultivos de que  dejaban impregnado de los más exquisitos aromas todo el lugar. El apogeo de la zona fue tal que incluso de abrió un bar en el que los visitantes podían disfrutar de la tradicional merienda de la tarde.

En la actualidad, el atractivo turístico lo constituyen unos túneles naturales cavados en la roca metamórfica de aproximadamente 50 cm. de altura.

Gastronomía de Abrucena

Como era de esperarse la dieta básica de todo abrucenero está constituida por la tradicional dieta mediterránea; donde abundan verduras y vegetales tales como el hinojo, el pimiento, el tomate, el calabacín, los granos, de cultivo local, junto al aceite de oliva y las almendras que se acompañan con carne de membrillo, embutidos de chorizo y salchichón

Patatas sorpresa

Las patatas deben ser puesta a cocina en agua con sal sin quitarle la cáscara; después de estar cocidas se deben poner a enfriar en agua por unos minutos y posteriormente retirar la cáscara.

Con las patatas ya peladas se debe hacer puré, se puede usar el pasapuré o cualquier otro utensilio de cocina destinado para tal fin; para seguramente ser mezclados con leche templada; para 1 kl de patatas se necesita un vaso de leche; y un chorrito de aceite de oliva, nuez moscada al gusto y un toque de pimienta negra.

Con la mezcla de todos los ingrediente surge una masa de patata relativamente compacta con la que procederá a elaborar bolas haciendo un hueco en el centro para agregar mermelada al gusto; después se rebozan en harina de trigo, huevo y pan rallado, y freír en aceite bien caliente.

Al estar cocidas se retiran del fuego y se dejan escurrir el exceso de grasa para luego ser servido con cualquier tipo de carne roja o blanca.

Papaviejos

Para la elaboración de este dulce típico se realizan los pasos para la elaboración de un puré tradicional; por cada 250 gr de patatas se necesita la misma proporción en cc. de leche para mezclar. A dicha preparación se le incluirá 250 gr. de harina de trigo extra fina con levadura y sal al gusto.

Paulatinamente se le irán agregando 2 huevos completos y la ralladura de un limón; sin dejar de mezclar los ingredientes ya incorporados, debe lograrse una masa compacta y esponjosa. En tanto se coloca en una sartén aceite de oliva a fuego bajo junto a la cascara de un limón y retirar después que comiencen a dorarse; esto con el objetivo de aromatizar el aceite.

La masa se debe cocinar bajo la técnica de los buñuelos; se colocan a enfriar y se rebozan en una mezcla de azúcar y canela.

Abrucena fiestas y tradiciones

Las festividades en la localidad son llamativas tanto para locales como para turistas; suelen incluir corridas de toros, ferias de degustación gastronómica, ferias de baile, espectáculo de fuegos artificiales y más.

Feria y fiesta de san José

San José en el santo patrono de Abrucena; su festividad es una de las más emblemáticas del lugar; la celebración se inicia con el traslado de la imagen del santo desde su Ermita hasta la iglesia parroquial donde se realiza la acostumbrada misa solemne y continúa con la procesión que parte de la iglesia y transita por las diferentes calles de la población hasta llegar nuevamente a la iglesia.

Esta actividad marca el inicio de las fiestas patronales que duran alrededor de 9 días en los que se baila, canta; se disfrutas de las corridas de toro, se eligen las reinas de la feria y muchas cosas más. Lo particular de esta celebración es que no se realiza el día de san José que es el 19 de marzo sino que conmemora en mayo; cuando el clima en el lugar en más cálido.

La fiesta de Los Quintos

Tradicionalmente se realizaba en honor a los jóvenes antes de su partida a cumplir el Servicio Militar Obligatorio. Sin embargo, en la actualidad al no ser obligatorio el servicio militar, la actividad se realiza en homenaje a los jóvenes abruceneros que durante el año llegan a la mayoría de edad a ataviados con el traje típico de la localidad; pantalón negro,  camisa blanca,  boina con lazos de colores y chaleco negro.

La actividad cuenta con una rutina de cachondeo en buen plan; en la que participan también las chicas a las que llaman quintas; efectúan una especie de corrida de vaquillas; acompañándose de cantos y bailes populares poniéndole fin a la actividad con una misa en honor al santo patrono, san José.

Fiestas de Verano

Es una festividad que coincide con la feria de Almería; dura 3 días en los que se disfruta de una feria errante que se instala en tres puntos distintos de la población; actividad que tiene como anfitrión al santo patrono.

Semana santa

La celebración más popular del pueblo en estas fechas es el entierro de Judas; se lleva a cabo el Domingo de Resurrección; se refiere a la elaboración de muñecos de trapo que quedan colgados durante toda la mañana en los balcones de las casas para que en horas de la tarde individuos portando disfraces en el papal de familiares lo descuelguen y procesan a quemarlo en las calles.

Atlético Abrucena

El Club Deportivo Atlético Abrucena es un conjunto de fútbol no Federado de reciente constitución, 2007, que forma parte de la pasión del Fútbol en Almería; cuenta con tan solo 127 socios y un solo patrocinador. Su dirección oficial está establecida en el N° 1 de la Plaza de Andalucía. CP 04520; compartiendo instalaciones con el Ayuntamiento del lugar; mientras entrenan en el Campo Municipal “El Marchal” que se ubica en el N° 11 del Diseminado Abrucena, CP. 04520 inaugurado tan solo en el 2011.

Durante su corta trayectoria el conjunto ha participado de varios torneos no profesionales; desde la temporada 2008-2009 hasta la 2015-2016; habiendo quedado en segundo lugar en la temporada 2013-2014 del Torneo de Peñas de Guadix, siendo esta su mejor participación de toda la historia.

El poblado de Abrucena es un rincón de bellezas naturales; un rayo de sol en medio del frescor de la nieve con destellos de historia; sus calles y su clima de montaña lo hacen el lugar ideal para pasar una rica temporada lejos del ruido de la ciudad o simplemente para pasar un día en la campiña para salir de la rutina de las playas de Playas de Cádiz o de Huelva.

(Visited 493 times, 1 visits today)
Categorías Andalucia

Deja un comentario