Lo que aun no sabes de Alicún, de la comarca de los montes

Alicún es un municipio de España, situado en la provincia de Almería, Andalucía. Según el Instituto Nacional de Estadística INE, en el año 2017, su población era de 217 habitantes. Tiene una superficie de 6 km² y tiene una densidad de 36,17 hab/km².Está ubicada a una altitud de 420 metros y a 31 kilómetros de la capital de provincia, Almería.

 Alicún

Historia de Alicún

La primera referencia cultural que se tiene de Alicún, es la proporcionada por Idrisi, quien era un geógrafo y cronista musulmán del siglo XII).Durante la época musulmana se establecen baños sobre un manantial salutífero al lado de los Baños de Alhama, conocidos como Al-Hammam Vexitan, que quiere decir Baños de Huécija y que el historiador Alemany relaciona con los de Alicún.

Durante todo el período de la Edad Media el pueblo se anota como un barrio de Huécija, según consta en los escritos de donación de la Taha de Marchena a Gutierre de Cárdenas por los Reyes Católicos.

Fue en el siglo XVI cuando a Alicún  empieza a ser considerado pueblo, convirtiéndose como uno de los diez lugares que forman el Señorío de Marchena con capital en Huécija.

Luego de una pendiente con algunas curvas, se encuentra un poblado que presenta un bosque, terrazas escalonadas de abundante verde y una plaza de destellos islámicos, envuelta en forma de mezquita por grandes castaños.

La rebelión de los moriscos ocurrió en siglo XVI, hasta que fueron expulsados definitivamente en 1570, hechos que marcaron la población de Alicún, pues éstos huyeron y abandonaron el pueblo hasta que en 1574, comienzan a llegar nuevos y antiguos pobladores.

Sin embargo, el caos y la crisis de vida, no llegan a estabilizarse hasta el siglo XVIII, cuando ocurre un incremento poblacional y económico adecuado al Antiguo Régimen.

El siglo XIX surge con un debilitamiento en la economía y el liberalismo, siendo lo más característico para el pueblo, el nuevo sistema de gobierno independiente, que se otorgaba a su municipio en el año 1835. Esto tuvo como consecuencia, la anulación del señorío de Maqueda y Arcos, consiguiendo autonomía para nombrar un alcalde y un regidor en el pueblo.

Fue un siglo en los que se generaron grandes cambios en la economía, la sociedad y la política de la localidad, que dieron una nueva identificación al pueblo, el cual, por fin, había logrado su independencia de Huécija, la cual era la capital del señorío.

La prosperidad aportada por la uva de Ohanes se une con el siglo actual y su ulterior decadencia, aunado con la Guerra Civil, con las secuelas propias del momento y una dura posguerra.

En la actualidad Alicún se estructura como un pueblo sereno y amistoso, que aun después de 500 años, guarda su huella musulmana, que aún pueden ser apreciadas en las formas de las chimeneas como linternas orientales de un gusto y sencillez exquisitos.

Alicún que en el transcurso de la Edad Media, era un barrio de Huécija, que logró su inscripción como pueblo en el siglo XVI, que, como toda la región disfrutó la prosperidad agrícola de Al Andalus, la crisis que se generó cuando expulsaron a los moriscos y el apogeo del parral, el cual está a punto de ser sustituido.

Los frutos cítricos, además de otros frutales y los productos hortícolas llegan a ser ya, la mitad de la producción agrícola de un pueblo que se está transformando.

Sin embargo, Alicún mantiene una visible organización árabe, desde su misma situación, en la falda de la sierra y con una espléndida visón de los valles que se están situados justo al frente, los del Andarax y el Nacimiento, como si, además de un parque, fuera una torre vigía.

Cuando se observa desde el valle, Alicún ofrece uno de los rasgos más llamativos de los pueblos de Almería: parece en sí mismo un jardín y, si se piensa, sistemáticamente pintado de algún color brillante, incluso una flor.

En Alicún, realmente, tanto regadíos y pueblo simulan desde algunos puntos, ser precisamente lo mismo.

Pero la realidad es que no podía ser de otra manera, debido a que Alicún es un pueblo, que ha sido privilegiado por la riqueza más preciada de todas las culturas del Sur, el agua que mana de una fuente termal que fue empleada en la época romana y que destacó, como no podía ser de otra manera, la Alicún musulmana.

Estos conocidos baños huecijanos son el fundamento de la historia de Alicún, en los primeros tiempos termas romanas, tiempo después hamman árabe y en todo momento, demostrando que la sierra dotaba al hombre con lo más indispensable para edificar su vida. (Ver artículo de Alhabia)

Fuente natural de Alicún.

Turismo

Alicún ofrece a sus visitantes una serie de edificaciones con vestigios árabes y el encanto de una tierra que ha sido privilegiada con la existencia de una balsa en el centro del pueblo, de donde emana el agua de forma natural.

Como ya se ha mencionado, este municipio presenta una marcada historia musulmana y es especialmente agrícola.

En los alrededores del pueblo, se pone de manifiesto, el resultado que tuvo el apogeo de parral en la villa y como las naranjas le van dando color poco a poco convirtiéndose en el cultivo principal. La huerta y el pueblo están totalmente integrados.

Huerta de Alicún

Monumentos religiosos

En Alicún los turistas cuentan además de paisajes hermosos, con una serie de monumentos religiosos y civiles, que por sí mismos cuentan la historia de la localidad. Entre los más conocidos y más atractivos para los visitantes, se pueden señalar:

Iglesia de San Sebastián

El deterioro de la iglesia que el pueblo tenía anteriormente y que se encuentra ubicada dentro del cementerio, puso de manifiesto la necesidad de edificar una nueva.

Fue gracias a la iniciativa del, actualmente, Siervo de Dios don Luis Almécija Lázaro, quien en aquel tiempo era Coadjutor de Huécija, que se edificó la actual en 1911. El templo parroquial fue construido en la plaza, bajo la protección de un espléndido grupo de 12 centenarios plátanos de sombra.

Iglesia de San Sebastián

En tal sentido, en 1910 se erige esta nueva iglesia con la colaboración del arzobispado de Granada, archidiócesis a la que pertenecía, entonces, el conjunto de La Alpujarra, motivo por el que aparece el escudo de este en la fachada.

El templo consta de una sola nave, hecho en mampostería y ladrillo con un revestimiento que imita a los sillares de piedra. La Iglesia de San Sebastián fue consagrada por don Josep Meseguer i Costa, Arzobispo de Granada, el 21 de octubre de 1911.

Ruinas de la antigua Iglesia parroquial Siglos XVI-XVIII

Como se menciona anteriormente, en el interior del cementerio se encuentran las ruinas de la antigua iglesia. Antiguamente, había la costumbre, en los pueblos, los sepelios se llevaban a cabo dentro de las iglesias y grandes ermitas o en algún lugar cercano, dependiendo de la capacidad económica de los difuntos.

Con las reformas higiénicas divulgadas, durante los siglos XIX y XX, se van eliminando los cementerios de las iglesias para ubicarlos en las afueras de los pueblos. No obstante, Alicún a diferencia de lo que se establecía, el cementerio queda en su lugar y es la iglesia la que es trasladada a otro lugar.

Actualmente además de algunos restos de la capilla mayor, recientemente fortalecida, recubierta por una cúpula ornamentada con motivos vegetales sobre conchas, con agradables frescos de angelotes.

Ruinas de la antigua Iglesia parroquial Siglos XVI-XVIII

Ermita de la Cruz

La ermita de Santa Cruz está ubicada en un cerro que se encuentra en las cercanías del al pueblo. En la antigüedad, en el sitio en el que hoy está construida la Ermita de la Cruz, tan solo había una cruz de madera, a la que cada mayo se le rendía culto con la ofrenda de los roscos.

Fue entre los años 1939 y 1940, cuando se sustituye por una cruz de cemento, realizada por Antonio Martínez Romero, por un ofrecimiento que le hizo a la Santa Cruz para que su hija naciera sin problemas y con salud.

Esta cruz, también ha tenido que ser cambiada en repetidas ocasiones, por la acción que el tiempo ejerce sobre ella, causando daños que afean su aspecto. Ya para el año 2000, se hizo la cruz que está en la actualidad y su ermita, y es el lugar escogido para celebrar cada mayo la Festividad de la Cruz.

Ermita de la Cruz

Ermita de las Ánimas Benditas

La Ermita de las Ánimas Benditas es una demostración de la devoción que toda la región de las Alpujarras profesa a las Ánimas Benditas del Purgatorio, la cual está ubicada en el camino hacia Huécija.

Monumentos civiles

De igual manera que hay edificaciones reliosas que atraen a los turistas, Alicún presenta una serie de monumentos civiles que también cuentan algo de la historia de este encantador pueblo.

Alguno de estos monumentos son:

Fuente de Alicún

Uno de los atractivos que más impacta a los visitantes de Alicún, es la Fuente de Alicún que consiste en una balsa, que se localiza en el centro del pueblo. El lugar en el que se encuentra es debido a que ahí emana el agua de forma natural.

Como ya se ha mencionado, durante la época romana se establecieron unas termas sobre este manantial, que dieron como resultado los conocidos baños Al-Hammam Vexitan, los cuales eran muy parecidos a los baños de Alhama.

Fuente de Alicún

Llama la atención sobre esta fuente natural, que de ella se sacaba el agua para el beneficio de todo el pueblo durante el día y por la noche el agua volvía a ser suficiente para cubrir las necesidades del día siguiente, lo cual dejó de ser así, en cuanto pusieron cemento a la balsa.

Rodeando la balsa se encuentra la Torre del Reloj,  el cual era utilizado para controlar las horas de riego, los baños termales y el lavadero.Al lado de la torre, se colocaron los antiguos baños y el lavadero público.

Torre del Reloj

Lavadero

Los lavaderos públicos fueron un elemento importante de la cortesía femenina, el mejor espacio de comunicación de las mujeres eliminando la tutela de cura, padre o marido, por lo que su función se manifestaba la evidente labor higiénica.

Este lavadero, no solo aprovechaba el agua de salida de los baños termales, también consistía en un factor positivo en la calidad de vida de las mujeres de Alicún, que se sentían libres tener que lavar con agua fría en pleno invierno.

Al final del canal central del lavadero se ubica el regulador de riego que controla y distribuye el agua entre los distintos brazales de los distintos pagos.

El lavadero

Calles de Alicún

Para conocer un pueblo, aldea o ciudad, lo mejor que se pude hacer es recorrer sus calles a pie.La calle Zacatín, por ejemplo, le ha cambiado la apariencia con el correr del tiempo.

En otras calles de la ciudad, han cambiado el pavimento e agregando distintivos, que las diferencian unas de otras. Por ejemplo, a la calle donde vive el Director de la Banda le han colocado notas musicales de nota musical en nota musical.

Calles de Alicún

Casa de Raimundo Gutiérrez Siglo XIX

Esta casa burguesa de estilo eclécticista ubicada en la calle La Vega nº1 de un antiguo barrio que en la actualidad está desapareciendo.

La edificación es de dos pisos con techo plano, con un patio interior con galería de arcos polilobulados, es decir tipo de arcos que están formado por una sucesión de lóbulos,  cubierto mediante casetón o lucernario o lo que conocemos como tragaluz.

La fachada, rodeada por columnas decorativas, como eran tradicionalmente las casas a finales del siglo XIX, que las hacen ver distintas a las casas tradicionales alpujarreñas.

Casa de Raimundo Gutiérrez Siglo XIX

Casa de la familia Cortés González Siglo XIX

La casa de la familia Cortés González está ubicada en la calle Huecija nº5 y al igual que la casa de Raimundo Gutiérrez, también es de estilo eclécticista.

Entre las características más resaltantes de esta casa está el recerco de una pieza de los huecos inferiores, se parece a la sillería o piedras labradas, de la misma manera que las propias las esquinas, apareciendo una pequeña voluta en el arco de la puerta, ensalzando la entrada.También la orfebrería de las barandillas de los balcones exhiben la buena situación económica de los antiguos propietarios.

Casa de la familia Cortés González Siglo XIX

Parajes y Miradores

Alicún es uno de los pueblos de la región que presenta una serie de parajes que además son de interés medioambiental. Los dos más importantes que podemos señalar:

Barranco del Rincón de Esteban

El Barranco del Rincón de Esteban se encuentra sobre la carretera Roquetas de Alicún, consiste en un barranco estrecho que se formó sobre materiales carbonatados.

De apreciable interés geomorfológico, es decir, que están inclinados en el estudio de las formas de la superficie terrestre, inclinados en la descripción, comprender su génesis y su actual comportamiento, ofrece un interesante potencial para la práctica de la escalada y el barranquismo.

Barranco del Rincón de Esteban

Paraje de los Cinco Dedos

Se encuentra ubicado a casi dos km al sur de la población, el cual también, proporciona un alto interés geomorfológico.Para llegar a Los Cinco Dedos desde Huécija o Alicún hay que ir por la carretera ALP606 que se dirige hasta los Cuatro Caminos.

También se puede subir a pie, utilizando una de las rutas de senderismo, por el camino que se usaba anteriormente, hacia la Ermita de la Cruz de Huécija.

Paraje de los Cinco Dedos

Tajos de Alicún

Se encuentra al lado del centro urbano, sobre el Mirador de la Cruz, es un lugar en el que se puede observar formaciones geológicas carbonatadas.

Mirador de La Cruz

Se localiza en el centro de la población, con una empinada subida para llegar hasta él.

Como se ha mencionado, el domingo más cercano al 2 de Mayo se celebra aquí el día de la Cruz, realizando una convivencia en la que se comparten alimentos y se dan los famosos roscos de pan a los participantes.

Mirador de La Cruz

Senderismo

Alicún ofrece a quienes disfrutan de este deporte, diversa rutas por las que se pueden conocer y apreciar las diferentes bellezas paisajistas que ofrece esta localidad almeriense.

Ruta comarcal “El Camino de las Fundiciones Reales”

Alicún se encuentra incluido en el tramo VIII de este recorrido cultural, comunicando Huécija con Alhama de Almería. Consiste en una ruta turística que se basa en la antigua ocupación minera y metalúrgica de Sierra de Gádor.

Senderismo en Alicún

Sendero Local PR-A 307, Alicún – Gatuna

A través de esta ruta, el turista que se encuentra en el centro en de la población, se pone en comunicación con un hermoso paraje que se encuentra a la mitad de la falda de sierra de Gádor. Unida a la Balsa de la plaza de Alicún se encuentran indicadores que describen las especificaciones de las dos rutas.

Rutas

A continuación una serie de rutas que especifican el nivel de dificultad, además de las ya mencionadas:

  • Gatuna-Ermita de la Cruz-Huecija (PR-A 365)(Sierra de Gador) Moderado
  • Alicun-Collado del Trapiche-Caseta de Gatuna (PR-A 307)(Sierra Gador) Moderado
  • Alicún circular por Sierra de Gador Moderado
  • Circular Alicún-cantera-Alicún Fácil
  • 2010-10-18 Gatuna-Barranco de Juan Pérez (Sierra de Gádor) Difícil
  • Huécija – ermita de la Santa Cruz Moderado
  • Circular en el cerro de la Cruz, Huécija Fácil
  • 2019-01-13 Alicún Fácil
  • Ruta Patrimonial de Alicún.Alpujarra Almería.Andalucia Moderado

Festividades 

Como todos los pueblos de Almeira, Alícún tiene sus festividades que son celebradas por todos los habitantes del pueblo y los alrededores, además de los turistas que se acercan a compartir esas fechas.

La fiestas Patronales de Alicún son el 20 de enero, día de San Sebastián, en esta fecha se conmemora la fecha tradicional del martirio del Santo, para la cual se celebra la Santa Misa seguida de la procesión, además de otras actividades, como fuegos artificiales y conciertos.

La fiestas Patronales de Alicún

Otra festividad importante en la localidad de Alicún son las fiestas del Voto, las cuales se llevan a cabo, durante el último fin de semana de agosto.

Este día lo dedican a San Sebastián recordando el milagro obrado por el santo en 1885, cuando libró al pueblo de Alicún de la peste tras formularse un solemne voto sus autoridades. (Ver artículo de Almócita)

Gastronomía de Alicún

La gastronomía típica de Alicún, con vestigios de todas las localidades de las Alpujarras, así como por la cultura, clima y sus recursos naturales.En la gastronomía de Alicún se destacan:

  • Embutidos.
  • Fritada alpujarreña.
  • Conejo al ajillo.
  • Cocina mareá.
  • Migas.
  • Encebollado con hígado de cerdo.
  • Tabirnas colorás (guiso de patatas con pimientos rojos, cebolla y ajos).
  • Gachas saladas (elaboradas a base de harina, tomate, pimientos, ajo, pescado y aceite).
  • Uvas.
  • Naranjas.

Dulces: Roscos de Semana Santa. Soplillos de huevo y almendra. Mantecados de miel. Rosquillas.

Gastronomía de Alicún
(Visited 253 times, 1 visits today)
Categorías Andalucia

Deja un comentario