Descubre todo sobre Alpujarra de la Sierra, patrimonio histórico.

Alpujarra de la Sierra es un municipio que pertenece a la provincia de Granada; en la Comunidad Autónoma de Andalucía; con vista al mar y en medio de una gran vegetación; formando así parte de lo que se conoce como la Alpujarra Granadina con la más fabulosa historia.

alpujarra de la sierra

Historia de Alpujarra de la Sierra

Alpujarra de la Sierra nace entre  1971 y 1973 de la unión territorial de las localidades de Mecina Bombarón y Yegen; en conjunto con El Golco y Montenegro; por tanto la historia de ambas localidades es la propia historia de dicha entidad municipal.

La Alpujarra se convirtió con el correr de los años en escenario y testigo de innumerables acontecimientos históricos y asentamientos poblacionales prehistóricos; se cree que sus primeros pobladores fueron unas tribus africanas de la etnia camita en la era neolítica ocupando la franja territorial que se ubica entre Sierra Nevada y el Mediterráneo.

Esta antigua civilización dejo como huella de su existencia varios ejemplares de hachas pulimentadas, cuchillos de piedra, los cuales fueron encontrados en las localidades de Mecina Bombarón, Bérchules y Mairena.

alpujarra de la sierra

Para el año 1200 a. C. los tartesios se acomodaron en las faldas de Sierra Nevada encargándose de explotar las minas circundantes y cultivar los vastos valles; seguidamente llegaron al territorio los sirios y fenicios; primeros en establecer colonias en el lugar fundando Sex; actual Motril, Ábdera; hoy Adra de Almería y Sexi llamada en la actualidad Almuñecar.

Más adelante los griegos y cartagineses al heredar los intereses mercantiles de los fenicios establecieron en el lugar excelentes fuentes comerciales en toda la extensión del litoral alpujarreño, teniendo como principales actividades económicas la salazón de pescado, la extracción de minerales, el esparto almeriense y en fin todo aquello proveniente del mar.

Durante la expansión del Imperio Romano aproximadamente en el año 27 a. C. los romanos habitan el lugar; prueba de ello es la existencia de un puente en Mecina.

Se cree que la ubicación predilecta en medio de las montañas, hace de La Alpujarra un lugar de baluarte como fortaleza natural que le da personalidad y carácter a la municipalidad como marca indestructible de la identidad cultural.

Sin embargo, la relevancia histórica del lugar cobra vía gracias a su protagonismo durante el dominio musulmán debido a los grandes avances tecnológicos que estos aportaron en cuanto al manejo de los suelos y recursos naturales.

En este lugar los árabes llegaron a su máxima expansión en cuanto a agricultura se refiere; basados en la ejecución de la técnica de regadío; sistema que se mantiene en práctica hoy en día. De igual forma gran parte de la idiosincrasia de mecineros,  yegeros, golqueños; y de todo alpujarreno deriva del folklore musulmán.

Los más fuertes indicios del paso morisco en el territorio datan de 1568, época de la rebelión mora; momento en el que los Reyes Católicos establecieron las Capitulaciones en señal de paz para los practicantes del islam; sin embargo, las relaciones ya estaban muy afectadas y el hecho no surtió en efecto esperado.

Era la noche del 24 de diciembre de 1568 cuando en medio de un alzamiento popular es coronado como rey el hidalgo Fernando de Válor y Córdoba llamado en su lengua madre Abén Humeya o Muhammad ibn Umayya; asesinando un año más tarde y ascendiendo al poder  su primo Abén Aboo; llamado Diego López, conocido como El Reyecillo.

López estuvo al frente de la rebelión mora por un año y medio; hasta su muerte en marzo de 1571, ocurrida en una cueva entre Mecina Bombarón y Bérchules; con este hecho se dio fin a la rebelión y se ejecuta la explosión total de los árabes del territorio.  Para evitar nuevos asentamientos extranjeros en el territorio el lugar fue repoblado por mandato del rey Felipe II.

Mecina Bombarón

Aunque el nombre de Mecina Bombarón se relaciona con Mecina del Bombarrón, un particular bombardeo ocurrido durante la Guerra de la Independencia contra los galos, lo cierto es que deriva de Medina del Buen Varón.

Mecina Bombarón fue propiedad y lugar predilecto de Diego López, llamado Abén Aboo; un musulmán converso de familia pudiente. Luego de la expulsión de los moros del territorio andaluz en 1609, esa zona de las Alpujarras fue repoblada por españoles provenientes de Galicia, Asturias y León.

Yegen

La población se dio a conocer luego de haber sido  inmortalizada por el escritor e hispanista británico Edward Fitzgerald Brenan en su libro Al sur de Granada; quien visitó el lugar en 1920.

Sus habitantes son descendientes en su mayoría de familiar originales del Norte de España; muy especialmente de la Comunidad Autónoma de Galicia luego de la expulsión definitiva de los moros en el siglo XVI. De igual forma a sus tierras llegaron emigrantes de América entre las últimas décadas del siglo XIX y los primeros años del siglo XX, uniéndose hasta ya pasado 1980 originales de Andorra, Alemania y Suiza; y posterior a esa fecha llegaron británicos y holandeses.

alpujarra de la sierra

Leyendas de Alpujarra de la Sierra

En la localidad circulan numerosas leyendas referidas a la majestuosidad de su paisaje, la evolución de su cultura e historia en relación a su económica; que ha despertado la curiosidad tanto de lugareños como de turistas.

Estas historias de ficción que están nutridas con toques de realidad se funden la mayoría de las veces en los propios orígenes de las civilizaciones más antiguas; historias que son protagonizadas por grandes héroes de la historia como lo fue Ulises por ejemplo; los más recordados califas de la zona, y soldados y caballeros gallardos quienes realizaron las más grandes proezas en medio de batallas y amores prohibidos.

Dichos relatos se enmarcan gracias a una muy fértil imaginación que habla de duendes,  fantasmas, brujas, princesas hechizadas, reyes enamorados, genios buenos y malos, gigantes, negros guardianes de enormes espadas, tesoros ocultos y mucho más; todas desarrolladas en medio de casas extraplanetarias, cumbres inaccesibles, lagunas heladas más profunda que el mismo mas, acantilados sin fondo, fuentes y manantiales mágicos y oscuras cuevas y grutas que no tienen fin.

alpujarra de la sierra

 Ubicación geográfica de Alpujarra de la Sierra

Alpujarra de la Sierra se ubica a uno 36° 58′ 57″ de latitud Norte y a poco más de 3° 09′ 25″ de longitud Oeste; en la zona centro-septentrional de la Alpujarra Granadina, a 1.250 mts. sobre el nivel de mar.

A unos 108 km de Granada, está rodeada por los municipios de Lanteira, Válor, Ugíjar,  Cádiar y Bérchules. Su extensión territorial alcanza los 69 km², albergando a 978 habitantes empadronados hasta el 31 de diciembre de 2017.

Alpujarra de la Sierra goza de un bello paisaje de amplio relieve, con grandes causes de aguas; solo en Mecina Bombarón existen 5 fuentes de agua; la mayoría de estas fuentes son alimentadas de enormes cascadas que provienen de Barranco de las Chorreras.

La población se asienta en medio de árboles de todo tipo, especialmente de tradicional álamo; desde Yegen se puede visualizar la Sierra de Lújar; el macizo montañoso que forma parte del sistemas Béticos que va desde Lújar hasta Motril;  y el resto de la Alpujarra; que comprende 15 municipios de la provincia de Almería y 29 de la provincia de Granada; y en los mejores días de veranos hasta el mar se deja ver.

¿Cómo llegar?

Cuatro  rutas de acceso conectan al municipio con el resto del país; desde Granada; se puede llegar a través de la carretera N-323  o carretera de Sierra Nevada que va desde Bailén-Motril; pasando el sector de Lecrín se llega hasta Lanjarón tomando la carretera C-333 que os lleva hasta Órgiva atravesando el pueblo nuevamente se incorpora a la carretera en dirección a Torvizcón; y de allí a Cádiar y por último a Bérchules antes de llegar a la Alpujarra.

También desde Granada  se puede coger la autovía A-92 que comunica a comunica Sevilla con Almería llegando hasta Guadix; pasado este punto se encuentra la salida a Calahorra que va a conectar con la carretera C-331 de Puerto de la Ragua; dicha vía lleva a Mairena, Mecina Alfahar, Válor, Yegen y Mecina Bombarón.

Si por el contrario se parte desde Málaga, se debe tomar la N-340; llamada carretera del Mediterráneo que une Cádiz con Barcelona; al llegar a Granada se debe salir en la N-323; se llega a Vélez Benaudalla y se toma el túnel hacia Torvizcón hasta Órgiva.

Economía de Alpujarra de la Sierra

La principal característica de la actividad económica alpujarreña es la total adaptación al medio físico. La agricultura es la actividad de mayor importancia que con los árabes empezó una importante evolución tecnológica.

Desde épocas muy antiguas se ha creído que Alpujarra de la Sierra era la fortaleza de Granada y de sus tierras; fueron los musulmanes fueron los primeros en detectar el enorme potencial de las tierras del lugar que le otorgan un hermoso paisaje. Para lograr aprovechar el máximo potencial los moros condujeron las aguas mediante un sofisticado sistema de acequias hasta los sectores de labranza junto a las laderas de las montañas.

En La Alpujarra de los moros se cultivaron distintos tipos de hortalizas, vides, olivos, frutos; entre los que destacan los árboles de moreras, morales que junto con el vino son aún en la actualidad la base económica del municipio; adicionalmente vale la pena destacar que entre los árboles frutales se encuentra almendros y castaños muchos de ellos con más de 100 años de edad.

Luego de la expulsión de los árabes, los nuevos colonos cristianos, traían consigo otras técnicas de cultivos por lo que en el lugar se comenzó a cultivar el cereal en secano, descuidando los regadíos y produciendo una importante deforestación.

Antes de esta época las tierras que se cultivaban estaban en zonas cercanas a los ríos que procedían de la Sierra nevada; de los que se aprovechaba sus fuentes, ya que al existir pendiente gracias a la geología del territorio se hacía necesario generar mecanismos que evitaran la pérdida de terreno.

A partir del siglo XVIII el regadío volvió a recuperarse de forma paulatina; y se producían tanto en secano como en regadío trigo, cebada, panizo, alcandía y centeno; en términos generales todas estas actividades son en la actualidad con ayuda de animales de carga tales como burros, vacas, mulas y caballos; en cuanto a las herramientas de trabajo es utilizada la hoz, el legón, el mancaje y el azadón.

Ganadería

La ganadería porcina y las industrias carnicera son actividades de larga data; el pastoreo sigue siendo la estrategia de ganadería más aceptable incluso desde la época de los nazarí, aunque siempre subordinada a la actividad agrícola. (Ver: Valenzuela)

Arquitectura de Alpujarra de la Sierra

Alpujarra de la Sierra posee una muy particular arquitectura popular entre los pueblos de origen mozárabe, los elementos más característicos son los tinaos, las chimeneas con tejas y casas de techos y muros de color blanco.

Dichas casas que están perfectamente adosadas a las laderas de las montañas en las que han sido construidas orientadas al Sur en dirección al mar dando la sensación de que todo el pueblo es un gran balcón; con cuadras en la planta baja donde los animales tienen la función de calefactor natural y la parte habitable en la planta superior. (Ver: Zuheros)

La particularidad de este tipo de construcciones existe únicamente en la Alpujarra de Granada, en Argelia y Marruecos este estilo arquitectónico fue introducido a España por los montañeses de la tribu norteafricana beréberes que la colonizaron la región en la Edad Media.

En La Alpujarra la arquitectura popular está repleta de elementos constructivos propios, únicos en España; con escalinatas de descomunales peldaños, terrados y azoteas que sirven de entrada y salida a otras casas, que en otoño están llenas de mazorcas de maíz, ristras de pimientos rojos, berenjenas y tomates puestos a secar.

Por otra parte, en El Golco, se encuentra la iglesia más antiguas de la municipalidad, que data del siglo XVI y como con el restos de los templos cristianos, esta lo más seguro que también haya sido construida sobre las base de una mezquita. De igual forma en monte negro se encuentra la Ermita de la Virgen de Fátima una de las devociones marianas con más feligreses en el mundo.

Festival de Música Tradicional de la Alpujarra

En el año 2006, Mecina Bombarón y Yegen fueron el epicentro del XXV Festival de Música Tradicional de la Alpujarra; una actividad de expresión cultural que se fundamenta en la muestra de todos los campos de la tradición folklórica de la región Alpujarreña.

En el evento son puestas en escenas las tradiciones musicales y danzas relacionadas a los ciclos de cultivos, eventos históricos, cantos religiosos, manifestaciones infantiles y lúdicas. (Ver: Albondón)

Gastronomía

La cocina alpujarreña, como es natural, se basa en la extensa variedad y riqueza de los productos que son cultivados en sus tierras; frutas y hortalizas, cereales, choto, almendras, maíz, ajo, hinojo, miel, judía verde son algunos de los ingredientes principales que forman parte de recetas sencillas pero exquisitas dignas de cualquier chef con estrellas Michelin.

Una gran variedad de platos típicos de la más alta calidad hacen de Alpujarra de la Sierra un atractivo turístico para el paladar.  Algunos de los platillos más reconocidos son: la olla de hinojos, las gachas de “ajo quemao” y las gachas de caldo colorao, el guisaillo matancero, el potaje de castañas, los buñuelos y muchos otros más así como una amplia gama de dulces; la gran mayoría de origen árabe con tortas, soplillos de almendra, pan de higo, roscos, los merengues o los rosquillos de vino.

La Contraviesa

La Contraviesa es una franja montañosa que pone fin a La Alpujarra por el sector Sur, limitando al Oeste por  Lújar y al Este por Gádor; rodeando la costa mediterránea granadina y almeriense, entre el valle bajo del río Guadalfeo y el bajo Andarax. (Ver: Benahadux)

Dicha zona consiste en un viñedo; su cultivo se desarrolla en a una considerable altura; llegando a 1.000 mts sobre el nivel del mar. La elaboración de vino rosado es lo más tradicional en el lugar; aunque el más antiguo de todos y no menos popular es el vino blanco de Vigiriega; del cual se tienen documentos que señalan que su cultivo se inició en 1807.

Además del Vigiriega otras variedades de vinos blanco son Montua, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Moscatel de Alejandría, Jaén Blanca, Pedro Ximénez, Vijiriego y Perruno. Adicionalmente se destaca la producción de vinos tintos en las variedades de Garnacha Tinta, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Pinot Noir y Syrah.

No cabe duda alguna de que La Alpujarra, es una de las comunidades andaluzas que poseen carácter independiente. Por el paisaje de su pueblo y la idiosincrasia de su gente; esta región serrana en un excelente lugar para quienes desean disfrutar unas vacaciones muy rurales; lejos del tormentoso ruido de la ciudad y tan cerca del mar y de la nieva.

La Alpujarra es un lugar donde los agobios y las prisas no tienen espacio; todo los habitantes y todo el que llega aquí es contagiado de buena vibra, en el que el método de vida se basa en la simbiosis con el medio; la perfecta unión entre el hombre, su pueblo y todo aquello que lo rodea.

Este municipio es considerado un lugar de cultura “común”, con una identidad cultural de hierro; que se aferra a las costumbres y tradiciones de sus antepasados; que se enfrenta en la actualidad a muchas de las dificultades que sufrieron los primeros habitantes de la zona; y es que aunque se ocupe en mismo cielo del resto de España La Alpujarra no es ni Almeriense ni Granadina, es La Alpujarra.

(Visited 262 times, 1 visits today)
Categorías Andalucia

Deja un comentario