¿Conoces La Calahorra? Aprende todo sobre él aquí

La Calahorra, capital del señorío de los Mendoza, que enalteció el lugar con su castillo renacentista, es una localidad y un municipio español que forma parte del Parque Natural de la Sierra Nevada. Es una situación privilegiada cerca del puerto de Ragua, entre las laderas norte y sur de la Sierra Nevada. En sus alrededores se encuentran los municipios de Valle del Zalabí, Aldeire, Ferreira, Huéneja, Alquife y Lanteira.

La Calahorra

Historia de La Calahorra

Según algunas investigaciones, hay quienes aseguran que para la época del Neolítico, ya existían asentamientos humanos en La Calahorra y comarca del Marquesado. De igual forma, hay documentos en los que están registrados yacimientos de la Edad del Bronce, de la cultura El Argar, en el área del Marquesado del Zenete, de los que se destaca El Zabelí en Esfiliana; también se cree que haya existido algún asentamiento al resguardo del cerro en que está construido el castillo en la actualidad.

Se sabe que fue tomada por los fenicios y que en época romana formó parte de la provincia Bastetania, en la que están incluidas las zonas de Acci de Guadix y Basti de Baza y en la que se encuentra una población a la que se le llamaba Arcilasis que más adelante se cambió por Alcala Horra Castillo de las Peñas.Forma parte de la jurisdicción del Marquesado del Zenete.

Durante la etapa visigoda el Conde Don Julián era el dueño de la fortaleza de La Calahorra y otros castillos de la comarca, que en la época de los musulmanes pasaron a posesión de los Zenete que venían de Berbería.

En época del reino nazarí de Granada la comarca contaba con una próspera actividad económica, que se basaba en la ganadería y el cultivo de cereales y moreras, base de una industria sedera. En la novela el manuscrito carmesí Antonio Gala se habla que en 1457, Enrique IV de Castilla, durante las guerras seculares entre cristianos y musulmanes, en lucha contra Abu Nazar Said, abuelo de Boabdil y rey de Granada, se adueñó de Jaén.

Entre las refriegas que siguieron, el Condestable Miguel Lucas de Iranzo en julio de 1462 asaltó las poblaciones de Aldeire y La Calahorra tomando a muchos prisioneros y riquezas del municipio, lo que dejaba ver la cierta importancia de estas poblaciones en aquella época.

En diciembre de 1489, mientras se llevaba a cabo la conquista del reino de Granada por los Reyes Católicos, Cidi Yahya El Nayar, caudillo musulmán, cedió a los cristianos algunos lugares de la comarca del Zenete entre ellos La Calahorra.

En el transcurso del reinado de Felipe II estalla la segunda sublevación de Las Alpujarras entre los años 1568 y 1571.

En las narraciones de Diego Hurtado de Mendoza y de Luis de Mármol Carvajal sobre esta guerra, La Calahorra es asaltada por moriscos que proceden de La Alpujarra, ocasionando graves daños tanto a los pobladores como a sus propiedades. Los habitantes cristianos se escondieron en el castillo hasta que soldados que procedían de Guadix restablecieron el orden.

A partir de esta situación La Calahorra, con su castillo, se presenta como un importante centro de abastecimiento y estancia de las tropas que procedían de Guadix se dirigen a La Alpujarra por el puerto de La Ragua, siendo el Marqués de Vélez el capitán que más tiempo permanece en el pueblo.

El final de la insurrección conlleva a la requisa de bienes y propiedades de todos los moriscos y su expulsión y distribución por toda la península.

Aparte de las que se refieren al castillo, no es fácil encontrar referencias a La Calahorra después de que los moriscos fueron expulsados.

Los ingleses que viajaban recorriendo España en la segunda mitad del siglo XVIII y la primera del XIX, hacen señalamientos en sus narraciones que los caminos desde Granada hacia Almería y Murcia pasan por Guadix y Baza, sin hablar de los llanos del Marquesado, lo que evidencia el estancamiento económico y sus malas comunicaciones.

Comunicaciones que presentan una gran mejoría, luego de la construcción del tramo de la línea de ferrocarril Linares-Almería entre Guadix y Almería, cuya inauguración en el año 1895. En él se construyó la estación de La Calahorra, lo que favoreció sus comunicaciones con el resto de España.

También tienen le hacen mejoras, a la carretera entre Guadix y Almería y los caminos que conectan los pueblos del Marquesado y el que lleva a La Alpujarra.

Mancomunidad de Municipios Marquesado del Zenete

La Mancomunidad del Marquesado del Zenete es una asociación espontánea de municipios españoles, que se encuentra ubicada en la provincia de Granada, en Andalucía, que adquiere su nombre del antiguo señorío jurisdiccional del Marquesado del Zenete. La finalidad de la mancomunidad es la de impulsar, estimular y racionalizar el desarrollo social y económico de los municipios mancomunados. Es también una subcomarca dentro de la comarca de Guadix.

La Mancomunidad de Municipios Marquesado del Zenete está formada por los siguientes municipios:

  • Albuñán
  • Aldeire
  • Alquife
  • La Calahorra
  • Cogollos de Guadix
  • Dólar
  • Ferreira
  • Huéneja
  • Jérez del Marquesado
  • Lanteira

El Marquesado del Zenete se encuentra ubicado en la cara norte de Sierra Nevada y se expande desde sus cumbres, al sur, hasta las de la Sierra de Baza, al norte, lo que deja en medio de ambas el extenso Valle del Zalabí. (Ver artículo de Atarfe)

Valle del Zalabí

Turismo

La Calahorra es como la puerta de entrada meridional al Puerto de La Ragua y a su estación de esquí de fondo, en el paso entre las dos faldas de Sierra Nevada.

Es un municipio que posee coloridas tradiciones e interesante patrimonio. Un paseo por sus bellas calles permitirá al visitante observar construcciones sobresalientes e impregnarse de su cultura.

Monumentos

La Calahorra cuenta con un palacio, muy al estilo de los italianos que don Rodrigo de Mendoza, marqués del Zenete tanto admiraba, amurallado en su exterior bajo la forma de un típico castillo tardomedieval que es en la actualidad, la edificación de mayor interés histórico y artístico de la comarca.

Además del castillo, en la Calahorra hay una serie de templos que datan de siglos pasados, yacimientos, etc.

Castillo-Palacio de la Calahorra

De la época del Renacimiento del siglo XVI, el castillo de La Calahorra se eleva sobre una colina a 1.250 metros sobre el nivel del mar, ofreciendo una hermosa vista del marquesado del Zenete, en el municipio español de La Calahorra.

Esta fue la primera edificación de estilo renacentista en la arquitectura civil de España. Sencilla estructura de carácter militar al exterior, pero que en su interior posee la decoración elegante y distinguida.

Su construcción se llevó poco tiempo, mientras que la decoración fue realizada en el lapso de los años 1509 y 1512, para lo cual se aprovechó parte de la cantería de la muralla árabe que se estaba establecida anteriormente en el cerro y, para su decoración, se importaron de Italia materiales, técnicas y artistas.

A pesar de que actualmente no se conoce quien diseñó originalmente la edificación, el primero que se encargó de la dirección de las obras fue un arquitecto segoviano de nombre Lorenzo Vázquez quien fue relevado por tener desacuerdos con el marqués del Zenete y es contratado el genovés Michele Carlone.

Interior Castillo-Palacio de la Calahorra

Michele Carlone, comenzó el trabajo en el taller de su propiedad en Génova, Italia y desde allí envió los mármoles de Carrara ya labrados al puerto de Almería, para luego trasladarse a la dirección en el propio castillo para en persona dirigir el montaje y el trabajo con materiales de la localidad.

El Castillo-Palacio de la Calahorra es considerado la primera obra de gran magnitud, en la que se encuentra registrado, el trabajo de artistas italianos en España, o por lo menos los orígenes de los autores que labran sus piezas, bien sea lombardos, genoveses o carraresis, en ellos también se explica los distintos estilos en la decoración del inmueble, que sin embargo, muestra una asombrosa unidad a diferencia del paralelo ejemplo en el castillo de Vélez-Blanco.

En lo que se refiere a su valor histórico, sobresale como testimonio de un capítulo primordial en la historia de la comarca del Zenete en el siglo XVI, mayorazgo cuya fundación fue gracias al cardenal Mendoza a favor de su hijo don Rodrigo Díaz de Vivar.

Representa un caso inadecuado en una época en la que la monarquía prefería derribar las murallas para fortalecer su presencia ante el pueblo, y con el fin de impedir que se prolongaran las relaciones de los antiguos señores feudales, órdenes que exceptuaron en aquel entonces a la poderosa casa militar de los Mendoza.

Castillo-Palacio de la Calahorra

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de La Calahorra

Su diseño fue realizado por el arquitecto Francisco Antero y su construcción data del año 1546. Se trata de una edificación de planta rectangular, que cuenta con una sola nave con cabecero y capillas laterales y coro a los pies.

La nave central está presenta un recubrimiento de un artesonado mudéjar de tradicionales dibujos geométricos y estrellados. La torre está terminada por una linterna cubierta con chapitel metálico.

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

Ermita de San Gregorio

Cuando se celebran las fiestas de San Antón, la ermita de San Gregorio es el lugar de una de las demostraciones populares más llamativas de la provincia y es la conocida Carrera de las nueve vueltas, una carrera de mulos que tiene lugar alrededor del pequeño templo.

Con relación a la Ermita, no hay otra información sobre su construcción y otros detalles.

Ermita de San Gregorio

Senderismo

La Calahorra cuenta con una serie de rutas para complacer a sus visitantes amantes de la naturaleza, además de la posibilidad de llegar a una serie de localidades que se encuentran en su entorno.

Las principales rutas a recorrer por el municipio y su término son:

  • LA CALAHORRA-ALDEIRE-PTO LA RAGUA Y VUELTA POR LA GR 7 – Moderado
  • La Calahorra – Castillo – Aldeire – La Calahorra (La Calahorra, Granada) – Fácil
  • La Calahorra – Aldeire – Moderado
  • GR 7: LA CALAHORRA-CHARCHES – Moderado
  • La Calahorra – Aldeire las chorreras a prado llano aldeire por el Sulayr – Moderado
  • La Calahorra Aldeire por los miradores – Moderado
  • El Morrón sanjuanero – Moderado
  • La cabra tira pa el Montaña – Moderado
  • NEVADA – ZENETE (LA CALAHORRA – ALQUIFE – JEREZ DEL MARQUESADO – COGOLLOS DE GUADIX) – Fácil
Ruta La Calahorra – Aldeire – La Calahorra

Fiestas

Las fiestas en La Calahorra se caracterizan por el entusiasmo y la alegría con las que son organizadas y vividas por todos y cada uno de quienes asisten a ellas, sean locales o visitantes de otras localidades.

Cada celebración tiene su particularidad y ese toque personal de la localidad, tanto en las actividades que se programan para el entretenimiento de grandes y chicos, como en los oficios religiosos, cuando se trata de honrar a los santos a los cuales veneran y rinden culto.

A continuación las fiestas que se celebran a todo lo largo del año en el municipio La Calahorra de Granada.

San Antón

La festividad de San Antón es realizada en el municipio de La Calahorra, así como en la mayoría de los pueblos andaluces, el día 17 de enero, con la salvedad que en este municipio, si el día 17 corresponde a un día de la semana, que no sea fin de semana, la fiesta tendrá lugar, el fin de semana más cercano al día 17.

Toda la programación que se lleva a cabo durante el fin de semana de la celebración, es realizada por los encargados que fueron designados el año anterior. Esta costumbre de designar encargados, a los que se les conoce como Mayordomos, es de tiempos muy remotos. Estos encargados, son vecinos de la localidad, quienes son escogidos cada año, por lo encargados del año anterior, con el fin de que la celebración sea cada vez más grande y no dejar que se pierda la tradición.

Al final de la celebración de la Eucaristía en honor a San Antón, se lee una lista, en la que se designa a los nuevos encargados de preparar las festividades para el año siguiente.

Para la preparación de las fiestas y las diferentes actividades que se programan, se realizan varios eventos con el fin de recaudar fondos para los gastos que la celebración requiere.

Algunas de esos eventos para la recaudación de dinero son, por ejemplo:

  • Venta de Lotería de navidad.
  • Rifas regalo el día del chisco.
  • Listas repartidas por los establecimientos públicos, en las cuales todos los ciudadanos pueden dar la cantidad que deseen, para la fiesta.

El Ayuntamiento del Municipio se encarga de todo lo que se refiere a la seguridad, además de facilitar los medios técnicos, servicios e instalaciones que se pudieran necesitar, para la realización de alguna actividad los días de la fiesta.

La leña que se necesita para el tradicional chisco o iluminaria, es traída por los encargados de la organización del monte cercano, puerto de la ragua y demás zonas, previo permiso de las autoridades del parque nacional de sierra nevada.

Toda esa leña se agrupa en la plaza del municipio u en otras instalaciones que hayan sido señaladas por la autoridad del municipio, para la mejor organización posible del evento.

Por supuesto, no se puede dejar de mencionar, la tradicional paella de San Antón, para lo cual, en los últimos años, se ha colocado una gran carpa con calefacción para la orquesta y la degustación de la Paella.

Cruz de Mayo

La fiesta de las Cruces de Mayo es celebrada en La Calahorra el día 3 de mayo. Los días que preceden esta celebración, son de organización y planeación de lo que se necesita para el montaje de la Cruz.

El día 2 de mayo, es cuando se dan los últimos toques a la exposición, siendo una noche de vigilia en la que los que prepararon la cruz, se pasan la noche velando la cruz, compartiendo con vecinos y amigos en una pequeña fiesta los tradicionales huevos cocidos, chocolates, buñuelos. Al día siguiente se recorren todos los lugares en donde hay cruces.

En algunos años se realiza un concurso, para lo que hay un jurado encargado de ver todas las cruces expuestas y decidir cuál sería la que ganaría el premio. (Ver artículo de Benalúa)

Cruz de Mayo

San Marcos

San Marcos es una fiesta que se lleva a cabo cada 25 de abril, para la organización de las fiestas de san Marco, se escogen los encargados de las celebraciones del año siguiente.

Por lo general, los encargados son matrimonios, nunca se escogen a solteros para esta tarea.

Unos dos o tres meses antes, los encargados colocan listas en diferentes lugares del pueblo, tales como tiendas, panadería, plaza de abastos, entre otros. La finalidad es que todo el que quiera colaborar, haga sus donativos para la fiesta de ese día.

La colaboración que se haya aportado, acredita al donador, el derecho a recibir un rosco por cada euro que haya donado.

Luego de la procesión de la imagen del santo por las calles del municipio, se asiste a la eucaristía y al finalizar en la salida del templo se reparten los roscos uno por persona y en la puerta del ayuntamiento se entrega los roscos a las personas que han contribuido.

Degustando los roscos al final de la misa

Feria Medieval

Esta Feria Medieval, es una celebración que tiene muy poco tiempo que se realiza en La Calahorra. Se trata de crear un ambiente medieval en el pueblo, con atracciones y demás.

Para su primer año no estaba muy claro en qué consistía la fiesta, por lo que las autoridades tuvieron que explicar cómo realizarla. Para ese año, se prepararon los trajes a la usanza de la época y el día de la celebración, todos lo que asistieron a la celebración, fueron, algunos a caballo, desde la puerta de las escuelas camino a la plaza; allí se encontraba un mercadillo de puestos típicos medievales.

Para esas ferias hubo competiciones con caballos, las cuales se trataban de conseguir el mayor número de cintas posibles, las cuales se encontraban en alto. A este día le daba un toque muy especial la presencia de búhos, gavilanes y otros pájaros que formaban parte del espectáculo.

Entre las actividades que se programaron para ese día estaban la tirolina y el tiro al arco y en los sitios que había para comer, servían pollo asado, el cual había que comerlo con las manos, pues era la forma como se hacía en la época medieval.

Feria Medieval

La segunda vez que se realizó esta feria, la asociación de mujeres, contribuyó con una comedia para representarla. La actuación se trataba de unas rivales gitanas que se encuentran en un mercado, se pelean y vienen los inquisidores para quemarlas en la hoguera.

Otro atractivo de las ferias el segundo años, fue la representación de los reyes Isabel y Fernando y lo hacían realmente bien, así como otros representaban a distintos personajes tales como un jorobado, un chico que echaba fuego por la boca, entre otros.

En otra oportunidad hubo un baile típico realizado por una chica de Argelia, que vivía en La Calahorra, fue una danza típica de su país.

La celebración de la fiesta es para el 5 o 6 de diciembre, fecha en la que por lo general coincide con el mercado, para donde se llevan músicos y una bailarina, que animan a  los presentes, a cantar y bailar

Semana Santa

La Semana Santa en La Calahorra, como en la mayoría de los pueblos de Andalucía, celebran la Semana Santa con particular fervor y un alto índice de participación de los habitantes.

Como en todos los pueblos católicos, la Semana Santa comienza con la celebración del Domingo de Ramos.

Domingo de Ramos

Es el primer día de la Semana Santa. El Señor era recibido con palmas y olivos, una hermosa procesión batiendo palmas y ramos de olivos, desde el Ayuntamiento hasta la iglesia de arriba, juntos, con todos los Hermanos del Señor, la Hermandad del Santísimo.

Cuando la gente salía de la misa, los niños les pedían sus ramas para elaborar piñas, flores y lagartos. Las personas de edad, rizaban las palmas para colocarlas en los balcones el Domingo de Resurrección.

El rizo de las palmas, a pesar de tener mucho trabajo, era una actividad que entretenía a grandes y a chicos. Al terminar la procesión, los vecinos se reunían, para hacer los dibujos del rizo, si alguno se equivocaba tenía que volver a deshacer lo hecho por completo y comenzar de nuevo a hacer el rizo, cosa que más que molestar, era motivo de risas y entretenimiento.

Por lo general, los modelos de dibujos que se hacían eran, pájaros, lagartos, paneros, flores o cintas. Las flores se hacían de diversas rafias, unas pueden ser cerradas, otras caladas y otras peinadas.

Actualmente, el Domingo de Ramos ha tenido algunos cambios uno de ellos es que ya no se portan palmas ni palmitos y la procesión se hace con ramas de olivo.

Otro de los cambios es que, la procesión no sale siempre del mismo lugar, sino que cada año le toca a un barrio distinto y son los habitantes de dicho barrio, quienes tienen que encargarse de obtener las ramas de olivo, para que, después ser bendecidas por el Párroco de la localidad, las repartan entre todos los asistentes a la procesión.

Luego que las ramas de olivo son repartidas, sale la procesión  por la calle hasta la plaza de la iglesia, mientras entonan una canción tradicional para este día, enseguida que entran en la Iglesia.

Jueves Santo

El Jueves Santo en horas de la mañana, se comenzaban los preparativos en la iglesia, poniendo los bancos negros que habían en aquellos años, unos enfrente de otros. A la hora de la celebración de la misa, en los bancos que se habían puesto a la altura del altar mayor, se sentaban la Hermandad del Santísimo, para que se realizara el lavatorio de los pies.

En los bancos se colocaban el verde bendecido, el cual era tomado por todos los asistentes a la eucaristía. Después de la misa salía la procesión, acompañada por la casi totalidad de los feligreses, quienes saetas a las imágenes.

Viernes Santo

Para los oficios del Viernes Santo, se comenzaba desde muy temprano con el rezo del Viacrucis, el cual se realizaba a la cruz de nuestro Señor y se continuaba con las estaciones que se encontraban en la iglesia.

La tradición decía que para el Viernes Santo no se podía ir a la peluquería, no se podía sacar huevos de los nidos de las gallinas, a los niños no se les permitía jugar a la pelota, entre otras. En la tarde se llevaban a cabo los Oficios religiosos correspondientes a este día. El toque de las campanas, era breve y particular, pues daba aviso del inicio de la procesión del entierro del Señor.

En la noche se realizaba la procesión de la Soledad, la Virgen Soledad, a quien acompañaban los feligreses con velas y un rezo continuo en su pena por todas las calles del municipio. (Ver artículo de Chauchina)

Sábado Santo

Hace algunos años, el pueblo celebraba para el Sábado Santo la Vigilia Pascual; el horario de la eucaristía era las diez de la mañana. En la plaza de la iglesia se hacían fogatas y en torno a ellas se ponían los feligreses de allí prendían las velas y con las oraciones estipuladas para el momento se subía por el pasillo central de la iglesia hasta el altar mayor.

Cuando la celebración de la misa llegaba al punto del gloria, sonaban las campanas y se bendecía el agua, que todos los feligreses tenían preparada para tal fin, para luego llevar a cabo el rito de Resurrección, el cual se trataba de abrir puertas y ventanas rociando el agua bendita y cantando:

“Salir gusanitos de los agujeros que ha resucitado el reino de los cielos”.

También era costumbre, bendecir piedras, para en tiempo de tempestad, echarlas por las ventanas y librarse de los peligros.

Ya en horas de la noche se celebraban las Guirnaldas, lo cual consistía en que en la noche de resurrección los novios le ponían a las novias obsequios en las ventanas, mientras que, aquellos que no tenían novia pintaban con cal las puertas y se llevaban los obsequios que los otros ponían en los balcones.

En la actualidad, ya no se cumple esta tradición y además la Vigilia Pascual es celebrada en horas de la noche.

Vigilia Pascual

Domingo de Resurrección

El Domingo de Resurrección solía ser un día especial, lleno de entusiasmo y alegría, en la que el pueblo en general, salía para asistir a la Misa de Resurrección en la cual tocaba la música del municipio y pasear.

Era un día relativamente corto debido a que sólo se podía ir a la Viña el Cura y solo hasta que empezara a caer la noche, en el sitio había un tubo de agua que decían que el agua que de él brotaba tenía facultades curativas.

Para ese tiempo, la gente se distraía, comiendo flores de los árboles, los jóvenes corrían por los campos recién regados y conversando sobre las Guirnaldas, mencionadas anteriormente.

Domingo de Resurrección

Fiesta de San Gregorio Nacianceno en La Calahorra

La Calahorra celebra el nueve de mayo la fiesta de su patrón, San Gregorio Nacianceno. La semana anterior, específicamente, nueve días antes, la imagen es llevada en procesión a la iglesia desde su ermita, se le dice la novena, para el día 8 de dicha novena, vuelve a salir en procesión, en horas de la noche y luego otra vez, el nueve por la mañana después de la misa.

Durante estos nueve días, las calles y plazas son ocupadas por puestos y columpios ambulantes. La noche del ocho es la del castillo fuego, lo cual significa que cuando se termina la procesión la calle Los Caños, la gente se queda caminando desde la fuente hasta la plaza, en donde se alternan piezas de música con la quema de los fuegos artificiales.

San Gregorio Nacianceno

Santo Cristo de las Penas

La fiesta del Señor, que se hace en honor del Santo Cristo de las Penas, es una celebración que se remonta a los años 80 del siglo pasado, el quince de Agosto, con una particularidad que la diferencia de las tradicionales, y era que tenía lugar al término de los trabajos de recolección de cereales, en los últimos días de Agosto y los primeros de Septiembre.

Santo Cristo de las Penas

San Isidro

La celebración de la fiesta de san Isidro, es realizada los 15 de Mayo en la Iglesia de San Andrés, en donde se llevará a cabo una eucaristía en honor a San Isidro y luego la imagen será sacada en procesión.

Carnaval

Carnaval en La Calahorra, no presenta fecha fija, pues esta la marca la Semana Santa, pero por lo general,  es común que sea el domingo de piñata. El municipio es, generalmente, uno de los últimos de la zona del marquesado del Zenete en celebrarlo.

Hay oportunidades que se unen las festividades de Carnaval con el día de Andalucía. Las fiestas se inician con el pasacalles que sale desde la plaza del ayuntamiento en horas de la tarde y hace un recorrido por las calles principales del pueblo. Luego se premiarán todos los disfraces y habrá un pequeño compartir para todos los asistentes.

Por lo general, asisten muchos visitantes de otras villas cercanas, algunos disfrazados, esto dependiendo del tiempo, pues si hace mal tiempo, tiene poca participación.

Las asociaciones preparan sus comparsas con parodias en los que se hace referencia a los temas de actualidad del municipio o de la nación.

Reyes Magos

La fiesta de los Reyes Magos es celebrada en el municipio de la Calahorra, como en otros pueblos andaluces, el día 5 de enero de cada año. El Ayuntamiento se encarga de la organización de la tradicional cabalgata de Reyes Magos además de contribuir con todos los gastos que se generan en lo que se refiere al vestuario y demás.

Los reyes magos representados por ciudadanos del municipio previamente seleccionados por el ayuntamiento o simplemente vecinos que espontáneamente se ofrecen para tal servicio.

Reyes Magos en La Calahorra

Otras fiestas que se deben mencionar de La Calahorra, es la que se conoce como fiesta de Octubre, que se realiza para conmemorar el descubrimiento de América, el día doce, el Día de la Raza, día en que la Iglesia Católica celebra la Virgen del Pilar.

En Noviembre, época de castañas, las celebraciones son obviamente los días 1 y 2, en los que se celebra el Día de los Santos y los Fieles Difuntos, respectivamente.

En lo que se refiere al mes de diciembre, hay varias celebraciones: el día cuatro Santa Bárbara, patrona de los mineros, el seis Día de la Constitucion y el ocho la Inmaculada Concepción.

Las Navidades para las dos últimas semanas y donde la tradición impone un tiempo de roscos, mantecados y tortas de aceite y de chicharrones, la Nochebuena con su misa del Gallo y numerosas  personas cantando villancicos y pidiendo el aguinaldo; los tres días que siguen después de la Nochebuena, Días de Navidad, con la tradicional merienda en el Juancanal, de juego de la navaja en el Macabe y de lotería en los rincones soleados y por último, la Noche de Añoviejo, de reuniones en la noche en que se echan los años, se juega y se baila. (Ver artículo de Cacín)

Gastronomía de La Calahorra

La gastronomía calahorreña se caracteriza por la influencia morisca, en la preparación de sus recetas, además la influencia que ejerce la altitud del municipio, en lo que se refiere a los platos típicos del lugar.

Las bajas temperaturas que por lo general hay en La Calahorra, especialmente en invierno, influye en que los platos del lugar sean ricos en grasas y proteínas animales, que posibiliten hacer frente a todos los quehaceres diarios.

La gastronomía de este municipio es el legado de cientos de años de tradición culinaria. Los guisos y pucheros ofrecen una cocina tradicional muy completa a nivel alimenticio, comidas ricas ya no solo en sabor, sino en productos de la tierra.

El queso de La Calahorra es presentado de dos maneras: el curado y el semicurado. Este queso es elaborado leche de cabra o leche de oveja, las cuales son parte importante en la ganadería de la región. El sabor es cremoso y fuerte a la vez, con la particularidad de ser algo picante en el caso de comer queso de oveja. Por lo general, son quesos que no pasan los dos kilos y con la opción de adquirirlos impregnados de aceite.

Queso de La Calahorra

Tanto los quesos como los embutidos de cerdo son de preparación artesanal con los típicos procesos de elaboración.

Entre los platos tradicionales de la Calahorra, se pueden destacar: las tajas adobadas, las migas, el sustento, guiso elaborado a base de patatas, costillas, ajos y chorizos, o el rin-ran, en el que se encuentra la influencia morisca en la tradición gastronómica de esta tierra.

El bacalao es preparado al más puro estilo moruno, lo que deja un sinfín de sabores en el paladar.

A continuación una lista de platos típicos de la Calahorra:

  • Sopa de calabaza
  • Huevos en salsa
  • Sopas coloras con panecillos
  • Bacalao en Sobreusa
  • Merluza al Horno
  • Tarta de Piña
Huevos en salsa
  • Pan de Calatrava Calahorreño
  • Magdalenas Caseras
  • Croasant Casero
  • Tarta de Leche Merengada
  • Roscos de Huevo
  • Flan de Huevo Calahorreño
  • Arroz con Leche Calahorreño
  • Tarta de tortillas
  • Roscos Calahorreños huevo
Arroz con Leche Calahorreño

En lo que se refiere a los postres, la comarca ofrece los populares y típicos falsos huevos o boladitos de calabaza

Los boladitos de calabaza consisten en bolitas hechas de huevo, harina, leche, calabaza, bicarbonato, canela y azúcar, que, luego de haber sido bien mezclados, forman una masa de la que se extraen pequeñas bolas, para luego freírlas.

Mientras que los falsos huevos están elaborados con una combinación de bizcocho, flan y chocolate, a la que se cubre con una capa de nata y melocotón.

Para la época de Semana Santa y algunas otras celebraciones, todavía se preparan los tradicionales buñuelos, masa frita clara herencia árabe.

Buñuelos
(Visited 187 times, 1 visits today)
Categorías Andalucia

Deja un comentario